ISO 9004:2018 y la importancia de la identidad en una organización

ISO 9004

Al igual que en su versión anterior, ISO 9004:2018, tiene como objetivo principal ayudar a las compañías en la consecución del éxito sostenido independientemente de las características de estas.

A pesar de que los principios fundamentales en la gestión de la calidad son la mejora continua y la máxima satisfacción de los clientes, ISO 9004 incluye un concepto primordial para todas las compañías: el de la supervivencia económica.

Aunque ISO 9004 no es certificable, por tanto no necesita el reconocimiento de una certificadora externa, esta persigue igualmente el aumento de la calidad de productos y servicios mediante herramientas de autoevaluación. Constituye una guía para aquellas empresas que quieren ir un paso más allá de los requisitos establecidos en la norma ISO 9001, que estén preocupadas por la mejora continua del desempeño y por la evolución de su sistema de gestión de la calidad hacia modelos de excelencia.

La norma ISO 9004 analiza cada uno de los requisitos de la norma ISO 9001 y los desarrolla, aportando una serie de recomendaciones en las que se considera el potencial de mejora de la organización. La implementación de los principios que recoge la norma ISO 9004 beneficiará no sólo a la propia compañía sino a cuantos se relacionen con ella.
La identidad de la organización
ISO 9004 trata en su punto nº 6 la importancia de la identidad en una organización. La identidad de una compañía está determinada por sus características, basadas en su misión, su visión, sus valores y su cultura. La misión, la visión, los valores y la cultura son interdependientes y la relación entre ellos se debería reconocer como dinámica.
  • La misión es el propósito por el que la organización existe.
  • La visión es la aspiración de aquello en lo que una organización quisiera convertirse.
  • Los valores son los principios y/o los modelos de pensamiento que se pretende que jueguen un rol en el modelado de la cultura de la organización y para determinar qué es importante para la organización, en apoyo de la misión y la visión.
  • La cultura son las creencias, la historia, la ética, el comportamiento observado y las actitudes que están interrelacionados con la identidad de la organización.
 
Es muy importante que la cultura de la organización se alinee con su misión, su visión y sus valores. La alta dirección debería asegurarse de que se tiene en cuenta el contexto de la organización al determinar su misión, su visión y sus valores. Esto debería incluir una comprensión de su cultura existente y una evaluación de la necesidad de cambiar la cultura. La dirección estratégica de la organización y su política deberían estar alineadas con estos elementos de la identidad.

La alta dirección debería revisar la misión, la visión, los valores y la cultura a intervalos planificados y siempre que el contexto de la organización cambie.  Esta revisión debería considerar las cuestiones externas e internas que pueden tener un efecto en la capacidad de la organización para lograr el éxito sostenido. Cuando se hacen cambios en cualquiera de los elementos de la identidad, éstos deberían comunicarse dentro de la organización y a las partes interesadas, según sea apropiado.

Para alcanzar la mejora continua del desempeño de la organización a través de la satisfacción de los clientes, las compañías deberán de tener muy claro que propósitos se quieren alcanzar. Los valores fijarán el modo y la actitud en el que se deben afrontar estos objetivos. Por su parte, la cultura empresarial constituye la base sobre la que se asienta toda la identidad corporativa.